Víctimas y riesgos del bullying

 

No existe un factor único que ponga a un menor en riesgo de ser acosado o acosar a otros. El acoso puede ocurrir en cualquier lugar, a cualquier menor, en cualquier religión, raza y estatus social.

Victimas del bullying
Existe una gran diferencia entre el acoso escolar y el acoso en la red, siendo la principal diferencia, que la víctima no deja de ser acosada una vez se encuentra en su hogar, si no que el acoso puede sufrirse las 24 horas día, los 7 días de la semana, los 365 días del año, siempre que esté conectado (a través de Internet, en su Smartphone, etc), por lo que la prevalencia en el tiempo a través de las TIC (Tecnologías de la información de y de la Comunicación) aumenta su grado de incidencia en la víctima.

Otro peligro diferencial con el acoso escolar tradicional, es que la audiencia ya no es tan solo local (el grupo de clase del menor, el colegio, el vecindario, sino que es universal, por lo que el menor se siente perseguido allá donde esté, provocando una alta sensación de indefensión, pudiendo provocar la exclusión social de la víctima.

Las víctimas del bullying van más allá de la persona acosada, ya que las familias se ven afectadas directamente. La familia del niño o niña acosado sufre el bullying que le hacen al menor, lo que supone un gran trastorno para muchos.
La familia del agresor también sufre, ya que muchas veces sienten vergüenza por la situación y se ven perdidos en las medidas que tomar para ponerle fin y que su hijo o hija rectifique su conducta.

 

¿Qué hacer cuando nuestros hijos son víctimas del bullying?

 

Es importante estar al tanto del comportamiento de los adolescentes en las redes sociales y hablar con ellos acerca de lo que les ocurre allí: ¿qué actividades realizan?, ¿cuántos y qué tipo de contactos tienen?, ¿de qué grupos forman parte?

Hablar con ellos sobre su vida digital y su actividad online ayuda a que tomen conciencia de los límites que tienen que respetar.
Si notas un cambio en el comportamiento de tu hijo o alumno, puede ser consecuencia de estar sufriendo ciberbullying o de no saber cómo reaccionar ante una situación de acoso que existe en su grupo de amigos. Es muy importante sentarse con él o ella frente al dispositivo y analizar juntos lo ocurrido para frenar  y poner fin al acoso.

 

Habla con tu hijo
Habla con tu hijo acerca del bullying. Tiene que comprender que es inaceptable y que todos se merecen ser tratados con respeto.
Escucha a tu hijo
Tómate en serio lo que te diga sobre el bullying. Anímale a hablar y a buscar ayuda en las profesores y responsables del colegio.
Estate atento
Atento a las señales, tu hijo puede ser víctima del bullying. Puede incluir ansiedad, miedo a ir al colegio o disminución del rendimiento. 
Comunícate con el colegio
Si notas que tu hijo está cambiando su actitud y crees que puede ser víctima del bullying, comunícate con el colegio y comenta la situación para hacerles partícipes del problema.
Seguridad digital
Enséñale las vulnerabilidades que existen en Internet y que tome conciencia de la importancia de hacer un uso responsable de Internet, sin compartir información confidencial con otros. 
Responsabilidad digital
Hacer hincapié sobre la necesidad de pensar antes de publicar. Recuérdale que una vez que un archivo está publicado en Internet, dejan de tener control sobre quién lo ve y quién lo recibe.